//Cómo ayuda la miel a los labios

Cómo ayuda la miel a los labios

La miel presenta innumerables beneficios para nuestro cuerpo, tanto para el interior como para el exterior. De hecho, en el sector belleza es muy utilizada para el cabello, para la piel, e incluso para los labios. ¿Te sorprende saberlo? Así es cómo la miel puede ayudar a mejorar la apariencia de los labios.

Nuestros labios son una de las partes del cuerpo que más puede sufrir las temperaturas extremas. Como consecuencia de la mayor deshidratación, los labios se agrietan y se resecan con facilidad, y a menudo no somos conscientes de ello hasta que sentimos cierta molestia o tenemos pequeñas heridas.

Por qué la miel es un buen aliado para los labios

Comer miel con regularidad sirve para mejorar nuestra salud en muchos sentidos. De hecho, en el anterior post hablábamos sobre cómo una de las propiedades curativas de la miel más beneficiosas está vinculada directamente con el cuidado de la dermis.

Pero no siempre ingerir miel es el mejor método para beneficiarnos de algunas de sus propiedades. La aplicación tópica también puede ser de gran utilidad.

Gracias a sus propiedades hidratantes, antioxidantes y tonificantes, la miel es un humectante natural. Es, por tanto, perfecta para nutrir la piel, puesto que también es empleada como un potente regenerador de la misma.

Por tanto, como remedio para evitar la sequedad en los labios o para acabar con ella podemos recurrir a la miel, un producto de origen natural con el que notaremos un resultado inmediato.

La miel en los labios hidrata, suaviza y ayuda a la regeneración de los mismos. Además, contribuye a mejorar su aspecto dotándoles de una apariencia de mayor volumen.

¿Cómo aplicamos la miel en los labios?

Con las yemas de los dedos, aplícate la miel en los labios con pequeños toquecitos y masajea la zona para que la piel lo pueda absorber. Ten cuidado con retirar el producto o comerlo inconscientemente, ¡ya habrá tiempo para eso!.

Deja que la miel actúe en los labios durante unos minutos, sin aclarar, como si se tratara de un gloss, y tómatelo con calma.

Pasados unos minutos, retira los restos de miel para evitar la formación de grumos. ¿Notas la diferencia?

Además de haber aportado una gran suavidad y nutrición, podrás percibir que la miel es también un buen remedio para eliminar las pieles muertas que quedan en los labios como consecuencia del agrietamiento y la sequedad padecidos.

Puedes utilizar este truco de belleza incluso más de una vez al día para incrementar sus efectos, como si se tratara de un bálsamo labial, solo que mucho más eficaz.

¡Que nunca te falte la miel!

2018-12-17T17:21:58+00:00noviembre 9th, 2018|General|
This website uses cookies and third party services. Ok